Chocolates valor
Servicios de consultoría y jurídicos para franquicias y cadenas comerciales
Síguenos en: S�guenos en Facebook S�guenos en Twitter RSS

“Pese a la situación del mercado, seguimos creciendo cada año con nuestras franquicias Granier”

Compartir

 La cadena de panaderías artesanas Granier ha creado una sólida red de franquiciados y establecimientos propios por toda España. Su concepto es un concepto de éxito y muestra de ello es la excelente acogida del público de todos y cada uno de sus locales. La clave está en el estudio exhaustivo que la Central hace de cada apertura. Todo tiene que ser perfecto. De ese modo, el triunfo está asegurado.

Manuel Romero califica su experiencia con Granier como “muy positiva y motivadora”. Este emprendedor catalán abrió su primera franquicia de la marca en 2010. Sin experiencia en el sector, en busca de un autoempleo, Manuel tuvo claro que éste era un negocio con muchas posibilidades de éxito. Y es que la Central trabaja codo a codo con sus franquiciados para lograrlo. Tras tres años trabajando con esta cadena de franquicias de panaderías, el éxito de Manuel está más que confirmado. Tanto es así que hace unos meses abrió su segundo local de Granier.

¿Cómo empezó todo?
En 2010, fui a una feria en una población cercana a donde resido, invitado por una persona que ya tenía una panadería de la marca y vi la magnifica aceptación que el concepto tenía entre el público”, destaca Manuel. A través de este conocido, Manuel conoció al creador de la firma Granier, Juan Pedro Conde. De la reunión que mantuvieron, Manuel destaca algo que le llamó la atención: “Juan Pedro Conde me dijo que lo más importante en el negocio sería mi cuenta de resultados. Esta frase fue la clave, ya que no vi a alguien que te quiere vender una franquicia y olvidarse de ti, sino a una persona que conjuga a la perfección el hecho de que las dos partes ganemos. Aquí fue donde tomé la decisión”.

Dicho y hecho. Manuel se asoció con su mujer y su cuñada y, entre los tres, pusieron en marcha su primer establecimiento Granier en Castelldefels (Barcelona).

La apertura fue cuidada hasta el extremo con el fin de asegurarse el éxito. Y es que Granier cuida a la perfección todos los detalles de sus nuevas aperturas, estudia las ubicaciones y analiza a los futuros franquiciados para asegurarse que todo funcionará. Tienen un concepto de éxito y si el franquiciado tiene el perfil indicado y la ubicación es la correcta, el éxito está asegurado. “Me llamó la atención que Granier tiene lo que yo llamo el taburete de tres patas: ubicación, excelente calidad-precio y buena exposición del producto. Sin alguna de estas tres patas el taburete se caería”.

El proceso de apertura de una franquicia Granier
A la hora de abrir un establecimiento Granier, la central aconseja cómo tiene que ser el local y cuál es la mejor ubicación: “Habíamos visto un local que nos gustaba pero Juan Pedro nos lo desaconsejó. Seguimos buscando y encontramos uno con muy buena ubicación. Juan Pedro nos comentó de antemano que con éste no tendríamos ningún problema. Y así ha sido”. 

La formación de los franquiciados
Para familiarizarse con el negocio, los franquiciados se forman antes de la apertura en una panadería de la marca. “Una vez abierto el local, en el arranque del negocio, tuvimos una persona en obrador durante diez días, enviada desde la central, de la que aprendimos mucho. También nos formaron en labores de exposición, acabado del producto y trato con el cliente”.

La inversión que Manuel realizó para abrir su primera franquicia Granier fue de 150.000 euros, una inversión que “en poco tiempo se nos quedó pequeña. Teníamos tanto trabajo que tuvimos que hacer una nueva inversión para comprar otra fermentadora, seis carros más y un horno de suela. Esto nos hizo dar un salto exponencial en calidad y en facturación”.

El día a día de los franquiciados
Su negocio creció y en enero de este año, Manuel y sus dos socias decidieron ampliar el negocio abriendo un nuevo Granier en su ciudad. A día de hoy, sus dos locales cuentan con siete empleados, “además de mi cuñada, que entra en la rotación de turnos como uno más, y de mi mujer, que dirige la nueva tienda”.

Manuel pasa sus días de un local a otro, realizando controles para comprobar que todo esté en orden: valoración del producto acabado, exposición del mismo, posibles incidencias, control de cajas y cambios para el día siguiente, pedidos, gestoría, bancos, calendario laboral, control de albaranes y facturas, mermas, planificación, programación del producto, estudio del nivel de afluencia de público… “Siempre hay cosas que hacer”, destaca. “Hasta que no abrimos la segunda tienda me encargaba también de cubrir las fiestas de la persona del obrador pero ahora tengo una persona que cubre ese puesto”.

Con zonas de cafetería
La mayoría de establecimientos Granier cuentan con zona de cafetería, además de la zona de venta de producto. “Supone una parte muy importante para el negocio, porque son dos actividades que se complementan a la perfección”. Exige un local mayor y, por tanto, una mayor inversión, pero aumenta también la rentabilidad del negocio.

El tiempo lo ha demostrado: Granier es un negocio de éxito. La empresa ha superado el centenar de establecimientos en toda España y cada uno de sus franquicias consiguen unos resultados muy positivos. Franquiciados que como Manuel triunfan con Granier, encontrando un autoempleo perfecto.

La enseña destaca por la calidad de los productos, la amplia variedad de los mismos, un precio ajustado a esa calidad y unas ofertas muy competitivas. Esto hace que los clientes vuelvan. “Nuestra experiencia es muy positiva y muy motivadora. No somos ajenos a la situación actual y  por ello seguimos los patrones que nos marca Granier, tratando y cuidando al máximo el producto e introduciendo nuevas referencias en panes y otros productos que nos sirven para mejorar cada día y que nuestros clientes tenga siempre una razón para visitar nuestras tiendas. Para nosotros lo más importante es que el cliente valora que está ante algo diferente a lo que había visto con anterioridad”, destaca Manuel.

Para este franquiciado, lo mejor de ser franquiciado de Granier es que “pese a la situación actual, seguimos creciendo”. Así que él lo tiene claro. A aquellos que se están planteando abrir una franquicia de Granier les dice que “no lo duden, que piensen en las tres patas del taburete"... Éxito asegurado. 

  Ver más información de Granier Emprender Franquicias y Negocios
15/04/2013
 REPORTAJES FRANQUICIAS ÉXITO Minimizar

El sistema de enseñanza de inglés de la franquicia Helen Doron, ¡un éxito asegurado!
El sistema de enseñanza de inglés de la franquicia Helen Doron, ¡un éxito asegurado!
¿Te gustaría tener tu propio negocio de enseñanza de inglés? Si la respuesta es afirmativa, ¿qué mejor que hacerlo con una red de franquicias mundialmente reconocida? Dirigir un Centro de Enseñanza Helen Doron English te permite ser el dueño de tu propio negocio de éxito.
“La Mafia se sienta a la mesa es una franquicia que funciona y un buen ejemplo es el 60% de locales de multifranquiciados”
“La Mafia se sienta a la mesa es una franquicia que funciona y un buen ejemplo es el 60% de locales de multifranquiciados”
Entrevista a Noelia Palma, directora de Expansión de la cadena de restaurantes La Mafia se Sienta a la Mesa.
Las razones del éxito de la franquicia La Mafia se Sienta a la Mesa
Las razones del éxito de la franquicia La Mafia se Sienta a la Mesa
La Mafia se Sienta a la Mesa es una franquicia de restaurantes temáticos enfocados en la cocina italomediterránea que se distingue por ser un concepto de negocio de éxito probado, de fácil gestión y alta rentabilidad. Conoce sus claves.

    
© Franquicias y Negocios 2018 Diseño web disgrafic.com