Expofranquicia 2020
Servicios de consultoría y jurídicos para franquicias y cadenas comerciales
Síguenos en: S�guenos en Facebook S�guenos en Twitter RSS

“El futuro del mundo está en la emprendeduría social”

Compartir

Entrevista a Patricia Pólvora, cofundadora del ecommerce Teterum, que implica laboralmente a personas con discapacidad.

A través de su ecommerce, Teterum pretende expandir la cultura del té, ofreciendo al mercado un producto gourmet de calidad y difundiendo sus efectos beneficiosos para la salud. Pero a la vez, esta startup creada por la emprendedora sueca Patricia Pólvora aporta su granito de arena en la implicación laboral de personas con discapacidad. “Un mundo sostenible necesita de empresas sostenibles. Empresas que no solamente creen los mejores productos del mundo, sino los mejores productos para el mundo”, destaca.

Patricia Pólvora dejó su puesto de trabajo fijo en una multinacional sueca para crear Teterum, su primer proyecto emprendedor. Lo lanzó en 2014 junto a Iván Ruiz, que sí cuenta con experiencia en el mundo emprendedor: a Ruiz le avalan ocho años de trayectoria en el mercado de internet y varios proyectos creados. “Tenemos otros dos socios estratégicos, Ekaterina Elez y Sergio Balcells. Sergio es fundador de Glamourum, que se vendió a Juliebox (que después fue adquirida, a su vez, por Birchbox)”, explica Patricia.

Y así se forma este equipo, fundador de Teterum, una startup de venta online de té gourmet con un componente social, ya que implica laboralmente a personas con discapacidad. “Trabajamos con personas con autismo, síndrome de Down, Esclerosis Múltiple y enfermedades mentales”, detalla la cofundadora del proyecto.

emprendedora_social_teterum_startup

FYN: ¿Por qué te lanzaste a emprender un ecommerce de té gourmet?
P. P:
España vive un auge de consumo de productos saludables, el té se encuentra entre ellos y hay un incremento de su consumo del 13% anual. Por otro lado, hay un gran desconocimiento sobre el producto y cada vez más se compra online. Y en tercer lugar, tuvimos en cuenta que el té se consume en un 70% en los hogares y no tiene contratiempos en el envío (pesa poco, caducidad de más de 1 año, etc). Estos tres factores hicieron que nos enfocáramos en proveer información útil y productos buenos a través del canal online. Nuestra audiencia es principalmente mujer con decisión de compra (que compra ecológico y de forma consciente) y utiliza internet para hacer sus compras. Pero Teterum no es solamente una marca online, ya que trabajamos también el canal “offiline” a través de tiendas (no propias) y empresas. De esta forma hacemos accesible nuestros productos a un consumidor “no online”. 

FYN: Desde que creasteis Teterum en 2014, ¿cuál ha sido la evolución de la empresa?
P. P:
2015 fue un año de prueba financiado por los propios socios, sin recurrir a fondos ajenos. El modelo de negocio era otro, por lo que se pivotó después de seis meses de “test de mercado” y se trabajaron nuevas líneas de negocio. Durante ese ejercicio consolidamos productos y líneas de negocio y trabajamos para conseguir los certificados necesarios que dieran valor a la marca.

FYN: Un rasgo fundamental de Teterum es el hecho de que emplea a personas con discapacidad. ¿En qué procesos del negocio están implicados?
P. P:
Las personas que trabajan los productos de Teterum son usuarios de centros de día, ocupacionales o laborales: personas con autismo, síndrome de Down, Esclerosis Múltiple y enfermedades mentales. Les llamamos “Artesanos con Cariño”. Trabajan todo el proceso de creación del producto, desde el inicio. Les llega “el producto” en pedacitos y ellos lo montan: el té por una parte, las bolsas por otra, el sello, etc. Está pensado así para que cada centro con el que colaboramos pueda trabajar las diferentes etapas de la producción de forma que ayude a estos pacientes a mejorar discapacidades o visualizar capacidades. El punto fuerte es la flexibilidad del producto, que se adapta a las necesidades de evolución que tienen, Trabajamos para potenciar sus capacidades, pocas veces visualizadas.

FYN: Precisamente para dar visibilidad cada producto va firmado por quien lo hace, ¿no?
P. P:
Sí, cada uno de los usuarios de los centros firma una tarjetita al acabar el producto. Esto le indica al consumidor que no es un producto de fábrica, sino que está elaborado manualmente, dándole el valor de producto “único”. A la vez, este es el factor más importante para los usuarios de los centros: la autoestima. Saber que su labor tiene valor para otra persona. ¿Cómo lo saben? El consumidor, por naturaleza, suele sacar foto a la tarjetita firmada y agradecer a quien se lo ha preparado a través de las redes sociales. Esta información se la enviamos al centro y ellos montan sesiones de autoestima y hacen visible ese agradecimiento. Además, los usuarios de los centros hacen excursiones a las tiendas, junto con sus padres, para ver las firmas de los productos que allí se exponen ¡y encontrar la suya!

FYN: En total, ¿cuántos trabajadores sois?
P. P:
En Teterum trabajamos con una organización “outsourced”, no tenemos recursos propios. Contratamos recursos y, si es posible, lo hacemos en los mismos centros. Intentamos que la mayoría de nuestra inversión en personal sea donde tenga impacto. En cuanto a roles, hay cuatro roles de dirección definidos (CEO, CTO, ventas y administración). Tenemos muchos de nuestros procesos optimizados, por lo que sabemos que cada recurso genera valor al cliente final y no gasta tiempo en administración que no genere valor. Es nuestro formato de trabajo, que al final tendrá como resultado que la inversión en recursos se centre en fomentar el trabajo en los centros. Tenemos seis centros asociados y en cada centro hay entre 5 y 20 usuarios.

FYN: ¿Por qué destacarías que es importante que existan emprendedores sociales que creen proyectos como Teterum?
P. P:
El futuro del mundo está en la emprendeduría social. En Teterum estamos convencidos de ello. Un mundo sostenible necesita de empresas sostenibles. Empresas que no solamente crean los mejores productos del mundo, sino los mejores productos para el mundo. Si nosotros, los empresarios, no devolvemos a la sociedad lo que la sociedad nos está facilitando para crear nuestros negocios, no estamos contribuyendo a un medioambiente en armonía y sostenible. Seríamos participes de “cargarnos” nuestro entorno. Por eso, es importante empezar ya. Que la primera pregunta del emprendedor sea: ¿hay negocio? Pero que la segunda sea: ¿y qué puede aportar este negocio a crear un mundo mejor?

FYN: Teterum ha cerrado su primera ronda de financiación de 60.000 euros. ¿En qué invertiréis esta inyección de capital?
P. P:
Nuestra intención es hacer crecer el proyecto en el mercado español, aprovechando el interés por el té. Buscamos crear notoriedad y ser referentes, destacándonos como la única marca de té que ha conseguido el sello B-Corp y que realmente tiene un negocio de impacto social (no somos ONG, somos una empresa con impacto). Por eso, la inversión se centra en mejorar la experiencia de usuario en la web para apoyar el incremento de conocimiento del té, con servicios como buscador de té, suscripción y otras herramientas online. También invertiremos en marketing online, en potenciar ventas a través de recursos asignados y en desarrollo de nuevos productos. Teterum es conocida en el sector por innovar en un mundo muy tradicional como es el del té, desarrollando formatos para vending, formatos diferentes para Horeca y “packs” adaptados a perfiles concretos, como “packs para mamis” (con tés para madres en lactancia), “packs para estudiantes”, etc.

FYN: Entonces, los planes de Teterum de cara al futuro…
P. P:
Teterum aspira a ser marca de referencia en Europa del té gourmet. Su modelo de producción es flexible y se puede implementar de forma local en otros países. La idea es expandirnos a otros mercados y competir en el área de té de calidad en los países europeos donde incrementa el interés por el té año a año.
 

  Leticia Medina
13/03/2017
 REPORTAJES FRANQUICIAS ÉXITO Minimizar

La Fábrica del Cartucho, una franquicia con beneficios desde el principio
La enseña especializada en la venta y reciclaje de cartuchos de tinta pertenece al mismo grupo de franquicias que las cadenas de tiendas de informática BEEP y PC BOX.
Cuando la calidad es la razón de ser. Así es la franquicia Pannus
La cadena de panaderías Pannus no baja el listón de la calidad. Esa calidad ha sido desde el principio su hilo conductor. Y hoy, con una posición sólida en España, la empresa sigue priorizando la exigencia para permanecer como líderes.
Emprende en el sector educativo con la franquicia Kumon
Kumon representa una sólida opción de autoempleo, de éxito probado y plenamente rentable, que permite a los emprendedores cambiar su vida a través de la educación.

    
© Franquicias y Negocios 2020 Diseño web disgrafic.com