Eroski 2017
Spyder Rent
Síguenos en: S�guenos en Facebook S�guenos en Twitter RSS

Franquicias Sectores

Cocina profesional, sencilla y de fácil gestión. Así es Lemongrass, una franquicia sin competencia

Compartir

La cadena de restaurantes tailandeses Lemongrass propone a los emprendedores un negocio con escasa competencia en el sistema de franquicias.

El lemongrass es un ingrediente muy utilizado en la cocina tailandesa, con un sabor cítrico, un poco picante y a la vez agridulce. Y también es el nombre de una franquicia de restaurantes en expansión y diferenciada por su oferta culinaria. Lemongrass cuenta con siete locales en funcionamiento y basa su carta en la cocina tailandesa.

Su director de expansión, Guillermo Cárceles, nos cuenta los detalles de su concepto de franquicia.

FYN: En 2009 abrís vuestro primer restaurante propio para iniciar después, en 2011, la expansión con franquicias. Hoy ya tenéis siete restaurantes, cinco de ellos en Valencia y dos en Madrid. ¿Cuál es la propuesta gastronómica de todos ellos?

G. C: Los clientes confeccionan su propio plato siguiendo tres sencillos pasos, el A B C de la marca:

a. Tú decides: tallarines, arroz o verduras (hasta 9 variedades que incluye integrales y otras especialidades).
b. Tú eliges: los ingredientes que te apetecen entre nuestra selección (carnes, mariscos, verduras, frutos secos, tofu…)
c. Tu sabor: el cliente le da el toque personal al plato con una de nuestras 9 salsas.

FYN: La oferta personalizada es un rasgo que caracteriza a Lemongrass, pero ¿qué otros aspectos diferencian vuestra franquicia de otras propuestas de restaurantes?

G. C: Como dices, en Lemongrass el cliente es el principal protagonista, ya que puede elegir entre toda la gama disponible de alimentos base, ingredientes y salsas para configurar los platos a medida. Nos diferenciamos también por proponer una oferta culinaria adaptada a nuestro tiempo, cocina sana y nutritiva pero a la par suculenta, variada y eficiente. Aunamos rapidez y calidad sin renunciar al sabor. Le damos mucha importancia a la nutrición, la alternancia de texturas y la eficiencia en el servicio, así como la atención al cliente. Además, tenemos servicio en local, take away y servicio de envío a domicilio.

FYN: Y el franquiciado, ¿qué ventajas encuentra en la marca?

G. C: Se trata de un concepto de negocio con escasa competencia en el sistema de franquicias, con una excelente relación calidad- precio de los platos y una oferta culinaria dirigida a un amplio público. Tenemos un profundo conocimiento del sector y una operativa estandarizada: cocina profesional, sencilla y de fácil gestión. Además, destacan los interesantes márgenes comerciales y la alta rentabilidad. Ofrecemos también acuerdos preferenciales con proveedores de primer orden, apoyo al franquiciado desde el primer día y uso de las primeras tecnologías para apoyar la venta online y el “take away”.

FYN: ¿Qué tipo de franquiciado es el ideal para este negocio?

G. C: La figura idónea para poner en marcha un restaurante Lemongrass es la del inversor que esté también dispuesto a participar en la gestión dedicando tiempo y esfuerzo. Deberá ser una persona emprendedora con un claro sentido de la de la profesionalidad y que valore la calidad y la eficiencia como elementos diferenciadores. El candidato no necesita una cualificación técnica específica. La honestidad, profesionalidad y las dotes comunicativas para dirigir a su equipo son fundamentales.

FYN: La inversión para abrir una de vuestras franquicias es de unos 162.000 euros. ¿Qué incluye esta cantidad y qué local se necesita?

G. C: Incluye obra civil, materiales, mobiliario, canon de entrada... todo lo necesario para abrir el local. La dimensión mínima del local es de 80 m2 más terraza, en una ubicación premium con mucho paso de gente y con una fachada lo más amplia posible.

  Ver más información de Lemongrass Leticia Medina
10/08/2017

En este número

© Franquicias y Negocios 2016 Diseño web disgrafic.com