Financiación para un restaurante
Servicios de consultoría y jurídicos para franquicias y cadenas comerciales
Síguenos en: S�guenos en Facebook S�guenos en Twitter RSS

GoPro, la historia de éxito del emprendedor Nicholas Woodman

Compartir

GoPro ha convertido a Nicholas Woodman, su fundador y CEO, en un joven emprendedor multimillonario, con una fortuna valorada en más de 1.000 millones de dólares, según Forbes. Una historia de éxito frenada el pasado año, ejercicio en el que la empresa registró una caída en sus beneficios. Pero Woodman, emprendedor con experiencia y varias startups creadas, ya tiene una clara estrategia para volver al crecimiento.

Nicholas Woodman es el responsable de la popularización de una nueva generación de cámaras de acción. Con el lanzamiento de GoPro en 2002, Woodman dio una nueva perspectiva a las grabaciones de atletas de todo tipo. Surfistas, alpinistas, runners, motoristas… todo deportista quería una GoPro. Y esto, con el paso de los años, se ha traducido en todo un éxito empresarial: GoPro, que cotiza en el índice Nasdaq de la Bolsa de Nueva York, tiene una capitalización aproximada de 1.100 millones de dólares.

Altibajos en los resultados

Nicholas Woodman ha alcanzado con GoPro el éxito empresarial, una exitosa historia emprendedora con cifras récord de facturación que, ahora, pasa por un momento negativo: la empresa registró en su ejercicio 2016 una caída en ventas y beneficios. Su cifra de negocio fue de 1.185’5 millones de dólares, registrando unas pérdidas de 419 millones de dólares. Tiempo de restructuración de algunos aspectos para superar el bache, que se debe en parte a la feroz competencia, sobre todo la que llega de Asia. Aún así, Woodman lo tiene claro: en cuanto a calidad, no hay empresa asiática que les iguale.

Estos resultados anuales de la compañía han tenido un reflejo en la cotización de sus acciones en Bolsa. La empresa saltó al Nasdaq en 2014, obteniendo muy buenos resultados en un inicio. Con una capitalización actual de unos 1.100 millones de dólares, las acciones de GoPro han alcanzado ahora valores mínimos por la desconfianza de los inversores en las posibilidades de crecimiento de la empresa americana.

Estrategia definida

Pero Woodman tiene experiencia en capear temporales y tiene una estrategia bien definida y ambiciosa para volver al crecimiento: apuesta por llevar la experiencia GoPro a los teléfonos móviles (para ello ha adquirido varias aplicaciones para mejorar las funciones de sus cámaras); dedica un especial interés a la inversión en software para ofrecer al cliente una experiencia más completa; y también se desarrolla en el mercado de los drones con el lanzamiento de su primer dron Karma, con el que quiere tener todo un sistema de grabación integrado con el que hacer tomas aéreas.

Dentro de la estrategia de GoPro destaca también la firma de acuerdos estratégicos con grandes firmas, por ejemplo del sector juguetero, del automovilístico o de la telefonía móvil. Precisamente en su objetivo de ganar terreno a través de la telefonía móvil, hace pocas semanas informaba de su acuerdo con Huawei, por el que los nuevos móviles de la compañía china llevarán integrada una aplicación de edición de vídeo de GoPro.

Esta asociación permite a la compañía de Woodman disfrutar de la potencia de Huawei para aumentar sus ventas en China, mercado, por cierto, en el que la facturación de la empresa creció un 61% en 2016. Y es que otro de los retos de GoPro está en crecer a nivel geográfico y una de sus prioridades es ganar presencia en Asia, especialmente en China.

Con espíritu emprendedor

Antes de crear GoPro, Nicholas Woodman creó dos startups que no llegaron a buen puerto, aunque sí le aportaron un importante bagaje. Primero fundó una startup de venta de material electrónico low cost para jóvenes. Después, una empresa de marketing online. Ambas fracasaron. Pero con ambas aprendió.

Fue tras estas experiencias y después de un periodo de reflexión y búsqueda de inspiración cuando Woodman ideó su gran éxito: GoPro, con la que ha conseguido situarse en la lista Forbes como destacado joven emprendedor tecnológico millonario, con una fortuna valorada en unos 1.000 millones de dólares. Y eso con apenas 40 años.

Y es que GoPro se ha convertido en icono de su sector. Es más, GoPro es sinónimo de las llamadas cámaras deportivas. Igual que Bimbo lo es para el pan de molde. O Nocilla para la crema de cacao y avellanas.

Cómo nació la idea de GoPro

Woodman estaba en la veintena cuando buscaba inspiración para emprender un nuevo proyecto. Después de perder el dinero de los inversores que confiaron en sus dos primeras startups, el joven emprendedor decidió buscar la inspiración haciendo un viaje a Australia e Indonesia con sus amigos para practicar su gran pasión, el surf. Pensando en cómo grabar sus aventuras surferas, quiso crear una nueva generación de cámaras que pudiesen utilizarse en todo tipo de deportes de acción sin que fueran una molestia para el deportista. Una cámara integrada... Acabó ideando un prototipo que se ataba a la mano con una goma.

Pronto se dio cuenta del potencial: lo que empezó como una idea para grabarse con sus amigos haciendo surf podría aplicarse a cualquier deporte extremo. No existía nada parecido en el mercado. Así se sembraba la semilla de lo que acabaría siendo GoPro.

A su vuelta a EE.UU, tras su inspirador viaje, Woodman empezó financiando su idea de manera bastante modesta: recorría el país con su mujer en su Volkswagen Van vendiendo collares de perlas. Después, con la ayuda de sus padres, que invirtieron 250.000 dólares en la creación de la nueva empresa, Woodman despego definitivamente con GoPro, liderando la compañía de cámaras que más rápido ha crecido en la historia de Estados Unidos.

  Leticia Medina
24/04/2017
 REPORTAJES FRANQUICIAS ÉXITO Minimizar

Cuando la calidad es la razón de ser. Así es la franquicia Pannus
La cadena de panaderías Pannus no baja el listón de la calidad. Esa calidad ha sido desde el principio su hilo conductor. Y hoy, con una posición sólida en España, la empresa sigue priorizando la exigencia para permanecer como líderes.
Emprende en el sector educativo con la franquicia Kumon
Kumon representa una sólida opción de autoempleo, de éxito probado y plenamente rentable, que permite a los emprendedores cambiar su vida a través de la educación.
“El franquiciado cuenta con la oportunidad de gestionar un modelo de negocio plenamente consolidado y de fácil gestión”
“El franquiciado cuenta con la oportunidad de gestionar un modelo de negocio plenamente consolidado y de fácil gestión”
Entrevista a Alessandra D´Agostino, responsable ventas de franquicias Europa Mediterránea.

    
© Franquicias y Negocios 2018 Diseño web disgrafic.com